viernes, 26 de agosto de 2011

Plantas que curan: Dolor de cabeza


Este dolor o molestia puede presentarse en toda la cabeza o en algún sector en particular como el cuero cabelludo o el cuello. Los dolores de cabeza más comunes probablemente son causados por contracción y tensión muscular en los hombros, el cuello, el cuero cabelludo y la mandíbula. Estos se denominan cefaleas tensionales. Tambien son causados por algunos alimentos. Por ejemplo: el exceso de chocolate, el queso o la cafeína.  Las personas que consumen cafeína pueden presentar dolores de cabeza cuando no obtienen la cantidad diaria usual.

Otras causas comunes pueden ser:

  • Mantener la cabeza en una posición durante mucho tiempo, como al utilizar una computadora, un microscopio o una máquina de escribir
  • Mala posición al dormir
  • Esforzarse demasiado
  • Apretar o rechinar los dientes

Tambien, pueden ocurrir si uno tiene un resfriado, gripe, fiebre o síndrome premenstrual.


Síntomas más comunes:

  • Dolor muy intenso en la cabeza, como si estuvieran ejerciendo una presión externa. Por lo general comienzan en la zona de los ojos, la frente o en la nuca. 
  • En algunos casos se presenta acompañada de náuseas, vómitos, irritación en uno o ambos ojos, goteo nasal, pérdida de equilibrio o dificultades varias. En algunos de éstos casos, se las denomina  jaqueca. 

EVITAR:

  • El consumo de salsas instantáneas, productos envasados y embutidos. 
  • Las sustancias excitantes como el tabaco, el café, el té y el alcohol deben eliminarse totalmente mientras persista el dolor de cabeza
  • Evitaremos el consumo de azúcares de absorción rápida como frutas muy dulces, bollería industrial, azúcar refinado, moreno y miel y zumos industriales o naturales. 
  • Prescindiremos de alimentos elaborados con trigo refinado como la harina blanca y todo lo elaborado a base de ella, pan, pizzas, etc.
  • Eliminaremos el cacao y todo lo que contenga chocolate.
  • El marisco y las grasas animales.
  • Leche de vaca y quesos grasos.
  • Los cítricos.

AUMENTAR: 

  • El consumo de alimentos ricos en vitamina B6, como la levadura de cerveza.
  • Alimentos ricos en magnesio: como la espinaca, calabaza, papa y frutas frescas.
  • Aceites vegetales; sésamo, oliva, soja, girasol, lino, etc.
  • Ajo crudo.
  • Cebolla cruda.
  • Hortalizas crudas y al vapor.
  • Frutas como la manzana y la pera.





Sabiduría Vegetal en: